La caución funciona como el instrumento de garantía, mediante el cual el asegurador garantiza al asegurado, el cumplimiento de las obligaciones “no dinerarias” de un tercero o tomador del seguro, emergentes de un contrato principal, suscripto entre el tomador y el asegurado.

Son obligaciones de “dar o hacer”. Mediante el seguro de caución, los clientes pueden acceder a una serie de beneficios que no son proporcionados por otros productos sustitutos, tales como avales bancarios, títulos o depósitos de dinero en efectivo.

Características

  • Agilidad en el otorgamiento de la póliza, que permite brindar rápidas soluciones al tomador.
  • No afecta la capacidad crediticia del tomador en los bancos, ni inmoviliza parcialmente su patrimonio, permitiendo volcar toda su capacidad económico-financiera al desarrollo del proyecto.
  • Al no ser la ejecución del siniestro a primer requerimiento del asegurado, el tomador tiene la posibilidad de esgrimir defensas si las hubiera, antes de una eventual configuración de siniestro.
  • El asegurado cuenta con un análisis previo del tomador realizado por la aseguradora, mediante el cual se evalúa su capacidad, técnica y patrimonial, para cumplir en tiempo y forma con las obligaciones asumidas.
  • Póliza de Caución Digital: brinda la posibilidad de agilizar la gestión y presentación de las pólizas con firma digital válida y autenticada, para los casos de aceptación por parte del asegurado de pólizas instrumentadas de esta manera. Entre otras ventajas, además de la agilidad en la gestión y presentación, implica la eliminación de gastos de certificación e impresiones de formularios, ya que los documentos son digitales.

Tipos de coberturas: Garantías para Obras y Suministros Público/Privados

  • Mantenimiento de Oferta
  • Garantía de Ejecución de Contrato
  • Garantía de Anticipo Financiero
  • Garantía de Anticipo por Acopio de Materiales
  • Garantía de Sustitución Fondo de Reparo
  • Garantía de Impugnación
  • Garantías de Tenencias